Allí fuera hay miles de start-up deseando hacerte una entrevista de trabajo. Si consideras que esta es una buena opción profesional para desarrollar tu carrera, ganar experiencia y participar de un emocionante proyecto, sigue leyendo. 

“Según una encuesta de Randstad tres de cada cuatro ocupados elegiría start-ups para desarrollar su carrera profesional en España.”

Muchas de estas empresas cuentan con estructuras de trabajo flexibles, mejoran la integración de los empleados organizando eventos y actividades sociales y destacan principalmente por ofrecer más libertad que las empresas tradicionales. 

Buscando las mejores prácticas a la hora de participar en una entrevista de trabajo para una start-up nos encontramos con Holidu, un buscador de alquileres vacacionales, quienes nos han ayudado a elaborar esta lista de frases a evitar durante una entrevista, basándonos en su propia experiencia.

En ese sentido, el departamento de recursos humanos de Holidu recibe más de 700 solicitudes y lleva a cabo más de un centenar de entrevistas cada mes. 

¿Tienes una entrevista de trabajo en una start-up? Estas son las 11 preguntas que debes evitar. 

Hablamos con Yen Nhi, quien ha elaborado a partir de su propia experiencia como reclutadora una lista de frases que no favorecen al entrevistado:

¿A qué os dedicáis exactamente?

Aunque no lo parezca, es una de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo. Es evidente que una start-up no es tan conocida como una gran empresa o una marca consolidada. Sin embargo, conviene mostrar que te has informado acerca de los productos y servicios que ofrecen. Además, es importante que puedas identificarte con la misión de la start-up y que puedas interpretar su visión. Propón ideas, mejoras y críticas constructivas. 

“Creo que nunca he tomado una mala decisión”

Hay mucho que aprender de cualquier fracaso. De esta forma, resulta imprescindible que muestres tus errores como aprendizajes. Admitir que se ha podido tomar la decisión equivocada es una parte más del proceso de mejora. Especialmente en una start-up, que no cuenta con una experiencia de años en el negocio, resulta crucial estar atento y darse cuenta cuando hay algo por mejorar.

“Mi instinto me ayuda a tomar dcisiones”

En una start-up, especialmente en el sector tecnológico, la precisión y los datos son un requisito indispensable, ya que cada decisión puede acarrear consecuencias fatales. Por tanto, tanto las estrategias como los objetivos han de estar basados en el análisis de datos. Ser capaz de prestar atención a los detalles y tener la motivación necesaria para profundizar en los temas que tratas y analizarlos desde todos los ángulos posibles, te ayudarán a destacar.

“El inglés regular, pero lo entiendo bien”

El idioma principal de muchas start-ups es el inglés. En general las expectativas no son de un nivel nativo impecable, ya que todo puede mejorarse siempre que haya motivación. Demuestra tu capacidad de aprendizaje y acepta los retos que te propongan.

“Odio el ping-pong”

No se trata de que seas el mejor jugando al tenis de mesa. Sin embargo, en las start-ups reina un ambiente desenfadado entre compañeros. Se espera de ellos que pasen tiempo juntos tanto dentro como fuera del trabajo. Un espíritu de equipo fuertemente arraigado es una característica típica de las start-ups y este sentimiento se fomenta especialmente en eventos como los que realiza cada equipo o, por ejemplo, un torneo de futbolín, tenis de mesa, videojuegos, etc.

“No, esa no es mi responsabilidad”

En un entorno de trabajo dinámico como son las start-ups, la flexibilidad es imprescindible. Se motiva a todos los miembros del equipo a aportar sus propias ideas y a pensar de forma innovadora. Se trata de aprender nuevos conocimientos cuando haga falta, tomar la iniciativa y liderando propuestas que no son directamente tu responsabilidad. Demuestra proactividad ayudando al resto de tus compañeros cuando las cosas se complican. 

“Cuando las cosas no salen como esperaba, me acabo frustrando”

Es normal. Todos somos más felices cuando nuestros proyectos salen adelante según los planes. Estructurar el trabajo y establecer una serie de hitos es importante para garantizar el éxito de las tareas a realizar. Sin embargo, tienes que demostrar fortaleza cuándo los requisitos del proyecto cambian de repente. En una start-up, las decisiones se tienen que tomar rápido. Ser positivo y resilente es crucial cuando se trabaja en un entorno cambiante.

“No hago nada que no me manden”

El compromiso es super importante en una start-up. Con intelecto, iniciativa y proactividad deberías ser capaz de involucrarte de forma activa y saber en qué proyectos anda metida la empresa y tomar la iniciativa de aportar un granito de arena.Haz uso de tu libertad creativa y propón proyectos a tu equipo en los que te gustaría trabajar. Y cuando no sepas que hacer, pide más responsabilidades. Se valorará muy positivamente. 

“No me gusta que se compliquen las cosas”

Desde el inicio, las start-ups tienen que hacer frente al gran desafío que supone fundar una empresa de éxito a partir de una mera visión. Para lograr un crecimiento positivo y sostenible, es importante fijar objetivos ambiciosos y trabajar muy duro para cumplirlos. De la misma manera, deberías ser siempre el primero en tomar partido de las situaciones complicadas y liderar tareas que, a priori, te resulten complicadas.

¿Ante un problema ves una oportunidad? Enhorabuena, tienes la actitud perfecta para trabajar en una start-up. 

“Prefiero guardar las formas”

En múltiples empresas jóvenes la jerarquía es plana y el trato cercano. Este tipo de  estructuras fomenta la comunicación activa entre empleados y hace que las ideas de todos se escuchen y tengan peso. El trato informal reduce la distancia y fomenta la confianza y la creación de vínculos personales. 

Mantén la serenidad, el respeto y refuerza tus opiniones con datos relevantes. Esto es muy importante en empresas que operan internacionalmente. 

“¿Tendré mi propia oficina?”

Google, Apple y miles de empresas más, confían con los espacios abiertos para fomentar la comunicación y eliminar líneas divisorias entre departamentos. Al final del día esto consigue eliminar o reducir los canales de comunicación. 

Haciendo caso de la experiencia de estas grandes empresas, no es de extrañar que las start-ups confíen en los espacios abiertos: Las habitaciones amplias permiten hacer uso de ellas de maneras más flexibles. Si embargo, si necesitas focalizarte en una tarea determinada, siempre puedes pedir unos auriculares con cancelación activa del ruido o un espacio adaptado de trabajo. Muchas start-ups cuentan con espacios aparte para realizar llamadas o trabajar en silencio que se pueden utilizar siempre que haga falta.

¿Cómo es una start-up por dentro?

Un muy buen ejemplo lo centramos en la start-up Holidu, situada en Múnich y creadores de un buscador de alquileres vacacionales. En tres años, la empresa ha crecido de 3 a más de 150 empleados de más de 30 países. Cada mes recibe más de 700 solicitudes de empleo y lleva a cabo alrededor de 130 entrevistas tanto por Skype como en persona. El departamento de recursos humanos de Holidu ha crecido a la par que la empresa e incluye ahora a seis empleados. 

Holidu apuesta fuertemente por la tecnología, con un gran espíritu de equipo y colaboración. Hay trabajadores de más de 30 nacionalidades: italianos, españoles, alemanes, franceses, etc. Y a pesar de su gran crecimiento conserva su ambiente familiar y cercano. ¿Quieres conseguir una entrevista de trabajo en Holidu? Visítalos en www.holidu.es 


Fuente: Randstad Workmonitor: Análisis de Randstad sobre la percepción que tienen los profesionales sobre el emprendimiento correspondiente al primer trimestre de 2017, elaborada a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 34 países.