El diseño del packaging de un producto es la primera toma de contacto del usuario con lo que se le pretende vender. Por eso, es importante ofrecer un valor añadido a los consumidores a través del envase. Mediante la introducción de códigos QR, con la utilización de materiales inteligentes o a través de la interactividad con el producto. Todo, sin perder la sostenibilidad con el medio ambiente. Con este tipo de diseño se pretende mejorar la relación con el cliente creando un lazo de conciencia, ya sea a través de la sostenibilidad o mediante la personalización de envases con el nombre de los consumidores, por ejemplo.

Las 5 tendencias que marcarán el diseño de packaging durante 2015.

Las tendencias que están marcando este 2015 en cuanto a diseño de packaging no dejan indiferentes a nadie.

1. Envases inteligentes: en la actualidad es muy habitual que las empresas cada vez se decanten más por la utilización de lo que se denomina “smart packaging”. Ejemplos de esta tendencia son, por ejemplo, las etiquetas termocromáticas que cambian de color dependiendo de la temperatura en la que se encuentre el producto. También los packagings que se abren solos cuando llegan a una determinada temperatura, mostrando al consumidor el momento justo para poder consumirlo. Otras iniciativas son la introducción de códigos QR que aporten una mayor información sobre el producto.

2. Envases verdes: otra de las tendencias de este año para el diseño del packaging es la sostenibilidad. Conseguir un envase que minimice el impacto medio ambiental es un objetivo prioritario de las marcas. Una de las maneras de llevarlo a cabo es mediante el estudio del ciclo de vida de los materiales y plantear soluciones para su posterior desintegración. Ejemplos de este tipo de diseños de packaging son los bioplásticos, los materiales comestibles o la optimización del diseño (menos volumen para una mejora de la distribución).

3. Envases adaptados: el fin de este tipo de diseño de packaging es mejorar la experiencia del usuario, pero no actúa por sí solo como ocurría con los envases inteligentes. Los sistemas de apertura y cierre de los envases, la comida para llevar de calidad y adaptada a las nuevas realidades familiares (raciones individuales, por ejemplo), o la introducción de nombres en los envases (como hizo Cocacola) son algunos ejemplos de packagings adaptados.

4. Packaging interactivo: cada vez están más de moda, y son aquellos que permiten al consumidor interactuar con el packaging. Por ejemplo, a través de la creación de una percha sostenible de cartón a partir del packaging o gracias a la introducción de juegos como una sopa de letras en las etiquetas de una botella de vino.

5. Etiquetas claras: la transparencia en el etiquetaje es otra de las tendencias del diseño de packaging para 2015. Tanto en el sentido literal como en el figurado, ya que cada vez importa más la información detallada del producto: ingredientes, fabricación, origen…Pero también importa la transparencia física en el packaging, que permite visualizar por completo el producto que se vende, con el fin de demostrar al consumidor naturalidad gracias a la muestra del producto en vivo.

“El packaging es la imagen final de nuestro producto y también de nuestra marca.”

Realizar un diseño de packaging acorde con las tendencias actuales puede suponer distinguirse de los competidores y conseguir un mayor número de ventas. Un estudio de Pelican Communications determina que 4 de cada 10 consumidores deciden su compra en función de innovaciones en el envase y que el 43% de los clientes escoge el producto por la forma en la que se comercializa (packaging).

Marcos Renuevo
Soy experto en marketing digital y me encanta el mundo del diseño: el packaging, la confección del naming y el branding corporativo. Aunque también me gusta escribir sobre tecnología para empresas y cloud computing. ¿Me sigues?
  • Leo Ivan

    Creo que faltaron fotos de ejemplo para hacer mas interesante la información. Saludos!