El mundo empresarial ha estado tradicionalmente dominado por hombres. Por suerte, esa tendencia está cambiando en los últimos años. La incorporación de la mujer al trabajo y a los puestos de responsabilidad, no sólo es un deber, sino una necesidad para la sociedad. Y es que la participación de la mujer en el mercado laboral es clave para el desarrollo social y económico de un país. Por eso, es importante promover la igualdad de género y fomentar que más mujeres se hagan cargo de puestos responsables dentro de la gestión empresarial. De ahí que sea importante cambiar el pensamiento retrógrado existente dentro del mundo de los negocios y fomentar que las mujeres se formen en especialidades relacionadas con la tecnología. Como por ejemplo, en software de gestión empresarial, una herramienta básica para el liderazgo y el buen funcionamiento de una corporación.

Medidas para fomentar la integración de la mujer en cargos de gestión empresarial

Algunas de las medidas para conseguir acentuar esa tendencia positiva están relacionadas con el marco legal, otras con los estereotipos culturales y otras con la educación.

Primero de todo, desde un punto de vista político y legal, es necesario establecer medidas que estimulen el equilibrio de la vida laboral y familiar de las mujeres. Facilidades para ser madre, horarios flexibles, licencias de los padres para poder hacerse cargo también de los hijos (y no dejar esa responsabilidad únicamente a la mujer) o facilitar el trabajo a distancia, son algunas de las medidas que pueden tomarse.

Desde un punto de vista cultural, es importante concienciar a la sociedad mediante la herramienta más potente que existe: la educación. Enseñar a las futuras generaciones de adultos la importancia de la mujer en la vida social y laboral provocará que la tendencia al alza de mujeres con cargos directivos dentro de la gestión empresarial se acabe normalizando.

Y, por último, hay que fomentar que las mujeres sean conscientes de la importancia de la formación profesional en campos tan importantes dentro del mundo empresarial como son los softwares de gestión de empresa. Tener conocimientos de lo que es un ERP o un CRM y saber aplicar todas sus funcionalidades en una compañía facilitará mucho más la integración de la mujer en la cúspide de la pirámide empresarial. Ampliar conocimientos en las herramientas de software de gestión que ya están aplicando muchas empresas en todo el mundo, es un punto a favor para la total inserción de la mujer en puestos directivos.