Bajo las siglas RGPD (GDPR en inglés), se encuentra lo que se conoce como el Reglamento General de Protección de Datos y a partir del 25 de Mayo del presente año 2018, éste tendrá carácter sancionador. Es una normativa europea que trata de pretende regular los derechos de protección a los datos personales, de todas aquellas personas que residan en los distintos países miembros de la Unión Europea. Además, todas aquellas empresas que no cumplan con la normativa, pueden ser sancionadas con multas del 4% de su facturación anual, llegando incluso a los 20 millones de euros.

¿Cómo se han de gestionar los datos personales con el RGPD?

El conocido como Reglamento General de Protección de Datos tiene como objeto la regulación de los datos personales de los individuos y más concretamente, su privacidad. Estos datos personales pueden hallarse en distintos tipos de formatos como por ejemplo, según diferentes nombres, en cuentas de correo electrónico, en las distintas direcciones IP, o incluso en forma de cookies, entre otras muchas posibilidades. En general, es cualquier formato que sirva para facilitar datos informativos tanto de manera indirecta como directa acerca de una persona determinada, o cómo se comporta ésta.

Cualquier entidad, empresa o autoridad pública deberá cumplir con el RGPD. Además, aquellas empresas que estén ubicadas fuera del territorio correspondiente a la Unión Europea, pero que reciban tráfico web de portales ubicados en la UE, proporcionen servicios a personas u otras empresas localizadas en la Unión Europea, también deberán cumplir con esta normativa. Por lo tanto se verán  afectadas todas aquellas empresas que hagan uso de este tipo de datos personales de individuos que residan en los países pertenecientes.

¿Cuál es el impacto del RGPD en el ámbito del marketing?

El sector del marketing es uno de los muchos sectores que se verán afectados por la nueva normativa del Reglamento General de Protección de Datos. Deberá contar con el consentimiento del usuario y proporcionar información clara, acerca de cómo recoge los diversos datos personales.

En el caso de la pequeña empresa, se prevé que cuente con mayores dificultades para mantener los diferentes datos facilitados por los usuarios, circunstancia que no resultaría la misma en el caso de grandes compañías como es el caso de redes sociales como Facebook o incluso el propio buscador de Google.

Existe cierta controversia en el caso de las numerosas direcciones IP y cookies en el caso de Internet, porque suelen ser consideradas como una manera de identificar de manera digital al usuario. Es posible que en un futuro esta práctica ocasione ciertas complicaciones a los propietarios de las marcas, porque previsiblemente requerirán de un consentimiento por parte de los ciudadanos de la UE.

Los diferentes datos personales facilitados por los clientes, pasan a convertirse en una ventaja competitiva, con la condición de deber cumplir con la nueva normativa del RGPD propuesta por la Unión Europea. Se entiende que esta ventaja es de obligado cumplimiento para todas aquellas empresas que usen datos de ciudadanos europeos sin necesidad de desarrollar su actividad profesional principal en este territorio. En el caso de no cumplir con la normativa promovida por la UE, la cantidad de la multa varía según su propio incumplimiento.

Una cuestión fundamental dentro del marketing y su relación con la RGPD, la encontramos en el caso de los anunciantes. Las distintas marcas tienen que contar con el consentimiento de los ciudadanos residentes en la Unión Europea y son diversas las fórmulas para lograr dicho consentimiento.


Guía gratuita: ¿Qué es y cómo adaptarse al RGPD?

Siteimprove transforma la manera de gestionar y comunicar la presencial online de empresas y organizaciones en todo el mundo. Para hacer más sencillo y práctico el cumplimiento del GDPR (RGPD) Siteimprove ha creado este completo e-book

¡Descargártelo aquí, totalmente gratis!  Descargar guía