Lituania ha logrado conseguir su lugar dentro del grupo de países que utiliza el euro como moneda nacional. A partir del día primero de enero de 2015 Lituania pasó a ser el país número 19 en abrazar esta moneda.

El hecho de que este país se haya anexado a los países que ya utilizan el euro como moneda nacional, permite que además crezca su mercado dentro de Europa y a nivel internacional. Lituania es un país donde las oportunidades de hacer negocios crecen con notoriedad. Todos los años el Banco Mundial publica su encuesta Doing Business, la que demuestra que Lituania es de los principales países donde hacer negocios es una tarea que se lleva a cabo fácilmente. Incluso se encuentra por encima de países como Canadá y Alemania. Lo que parecía ser un inconveniente, el hecho de que Lituania no utilizara el euro como moneda nacional, ha quedado en el pasado.

Oportunidades de negocio que ofrece Lituania.

A pesar de ser un país pequeño cuyo PIB es de unos 35 millones de euros, Lituania tiene especial atractivo en el comercio relacionado con la electrónica. Es sabido que este país posee las conexiones de Internet más veloces a nivel mundial luego de Singapur. El mercado tecnológico, además de sus intereses en Rusia y el hecho de que la mano de obra es más económica que en el resto de los países de la Comunidad Europea, hacen que Lituania sea considerado por empresas europeas con intereses en brindar servicios tecnológicos.

Los países que decidan instalarse en Lituania además recibirán otros beneficios. En primer lugar las empresas que decidan invertir en este país obtendrán las llamadas vacaciones fiscales en sus primeros tres años de actividad. Si durante los siguientes tres años la empresa cumple con dos requisitos fundamentales, también recibirán una reducción de un 50%. Lo que se les pide a estas empresas es que facturen tres millones de euros como mínimo y que por lo menos un 70% de la compañía pertenezca a un socio local.

Aproximadamente 1800 empresas provenientes de España han realizado exportaciones a Lituania en los últimos tres años. Los productos exportados son variados, pero se resalta la actividad agroalimenticia, electrodomésticos, químicos y equipos audiovisuales, entre otras cosas.

Las ciudades de Siauliai, Kaunas y Klaipéda son zonas francas dentro de Lituania, lo que permite a las empresas estar exentas de pagar impuestos los cinco primeros años que la empresa permanezca allí. Esto ocurre si la empresa invierte como mínimo un millón de euros. En los diez años que siguen la empresa disfrutará de una reducción del 50%. Si la empresa no invierte más de un millón de euros, de todos modos obtendrá una reducción del 80% en los primeros 5 años que permanezca en el país.

Para llegar alto, lo más importante es la reputación de la empresa dentro del país y conseguir un socio dentro de Lituania que ayude a la empresa a llegar a las autoridades. Sin duda, la inserción de Lituania en la comunidad del euro hará crecer a dicho país y permitirá a las empresas europeas hacer negocios de manera fácil y productiva.