El comercio internacional involucra una serie de requisitos relacionados con el empaquetado y el embalaje, destinados a garantizar que los productos que se comercializan, lleguen a su destino en un buen estado.

Empaquetado y embalaje en el comercio internacional

El empaquetado en el comercio exterior se considera como algo fundamental para guardar, proteger y también para servir como medio para la manipulación de los productos. En consecuencia, cada empaque tiene que ser diseñado pensando en proteger el producto durante todo el trayecto, desde la propia línea de ensamble hasta el consumidor final.
Si se tiene una empaquetado de mala calidad, entonces esto puede ser algo negativo no solo para el productor, sino también para el exportador y el distribuidor, ya que es posible que el producto sufra un daño, se descomponga o incluso puede darse también un rechazo total por parte del consumidor. De tal manera que un mal empaque o embalaje, puede significar la pérdida de una venta en el comercio internacional o peor aún, la pérdida de un cliente.

Características del empaquetado y embalaje

El tipo de material y las características del empaquetado y embalaje utilizados para el transporte, estará en función del producto, así como del tipo de transporte y el destino final. Hay que recordar que el concepto básico de embalaje hace referencia a una carga unitaria o unitarización basada en la idea de que todos los transportistas tienen que empaquetar la carga de forma tal que pueda ser manipulada y movida a través de toda la cadena de distribución utilizando maquinaria mecánica como el caso de grúas o montacargas.
Al hacer esto lo que se consigue es que se reduce la mano de obra, la manipulación de casas y además se reduce la posibilidad de que el producto que se comercializa internacionalmente, se pueda dañar o peor aún, que se traduzca en una pérdida para la empresa. Los materiales del empaquetado siempre tienen que ser seleccionado en función del producto y de las condiciones ambientales, incluyendo la humedad en la atmósfera, la resistencia del empaque, además de los costos existentes, las especificaciones del comprador, así como las tarifas de flete, el etiquetado y por supuesto, las regulaciones gubernamentales.

Recomendaciones de empaquetado y embalaje en el comercio internacional

  • Para terminar es importante mencionar que los procedimientos de empaquetado y embalaje, tienen que satisfacer una serie de recomendaciones que garantizarán el buen estado del producto en todo momento.
  • El producto tiene que ser colocado de forma apropiada en el interior de un contenedor para evitar que se mueva o que roce otros productos.
  • Es necesario seleccionar el tamaño y el estilo de la tarima que sea más adecuada. Cuando se selecciona una tarima accesible por los cuatro lados, se permite la manipulación de la carga mediante una grúa o un montacargas desde cualquier dirección.
  • Se recomienda también que las superficies ferrosas sean tratadas con un anticorrosivo para que el producto llegue a su destino sin ningún tipo de corrosión o herrumbre.
  • En el caso de los orificios de drenaje, estos deberán ser ubicados en la zona de piso o de deslizamiento cuando se trate de grandes contenedores, cajas o embalaje. De esta manera el agua de mar o la condensación podrán escapar del contenedor, reduciendo de forma significativa posibles daños en el producto.