En este artículo queremos hablarte de los diferentes métodos más utilizados para la resolución de conflictos en un contrato internacional para que los conozcas, sus particularidades más relevantes y otras nociones que consideramos de interés. Y es que, para que tu proyecto empresarial, de negocio o idea que tengas en mente triunfe, resulta de vital importancia que valores este aspecto y dispongas de todas las herramientas necesarias para su resolución, en caso de ser necesario.

Antes de comenzar, queremos hacerte hincapié en la relevancia de contar con un apartado correspondiente a las distintas cláusulas aplicables para posibles futuros litigios. Algunas de las más comunes son: definir con claridad cuál será el tribunal y por supuesto, el país de referencia en el que se someterán las partes en cuanto a sus obligaciones legales fundamentales.

Aspectos esenciales para la resolución de conflictos en un contrato internacional

Ya conoces la importancia de dejar por escrito una serie de condiciones, cláusulas, para resolver posibles circunstancias futuras. Ahora te vamos a exponer otras cuestiones fundamentales para que las tengas en consideración.

Definir los pactos

Ante un conflicto en un contrato internacional existen diferentes formas de proceder y no todas ellas tienen por qué ser los tribunales. Nuestra recomendación es que valores la posibilidad de incluir pactos frente a diferentes disputas que pudieran surgir para resolver este tipo de conflictos.

Valorar la inclusión de otras cláusulas

Somos firmes defensores de la buena voluntad de las personas. Sin embargo, no siempre esta voluntad es suficiente y en ocasiones sencillamente no existe. Definiendo cláusulas que incidan directamente en el cumplimiento de contratos, es una buena forma de solventar situaciones. Nuestro consejo es que te asesores bien en cuanto a la posibilidad de incluir cláusulas que regulen tu relación laboral con tanto entidades como empresas exteriores.

Conocer e informarse acerca de las posibles vías existentes

Muchas personas desconocen las fórmulas que existen para resolver este tipo de conflictos. Entre las más utilizadas destaca la conciliación indirecta, una manera mediante la cual las partes implicadas recurren a un tercero para solucionar su problema. Además, la judicial, la conciliación directa y sobre todo, otra que es conocida como el arbitraje comercial, son igualmente relevantes y deberías conocerlas. Nuestro consejo, es que valores estas vías, las conozcas perfectamente y estés preparado ante conflictos que podrían producirse y que afectarían a tu negocio.

Plantea correctamente cuál es la jurisdicción aplicable

Tanto jueces como tribunales son una manera de resolver situaciones ante conflictos internacionales. Es preciso que definas con exactitud una cláusula mediante la cual se exponga claramente el tribunal donde se resolverá el litigio. En este punto, es de vital importancia que se conozca la existencia o no de convenios entre los países. Por otro lado, deberás hacer un cálculo de posibles costes como por ejemplo, representación de abogados y otros profesionales como peritos o procuradores.

Calcula bien los costes y tiempos

Si el litigio tiene lugar en el país de la otra parte y no la tuya, tanto tus costes como los tiempos seguramente se vean incrementados. Ante tal situación tendrás que prepararte para un proceso largo, complejo y de coste superior. Nuestra recomendación es evitar este tipo de cláusulas y en la medida de lo posible, optar por un proceso judicial en España.

Ahora tú, ¿conocías cómo proceder ante la resolución de conflictos en un contrato internacional?

  • Muy importante el tema tradado. Al plantearnos un proyecto es comprensible que no querramos pensar en cosas negativas, pero lo mejor es estar preparado para cualquier eventualidad. Los proyectos internacionales son de especial cuidado, así que a preparar todo muy bien!