¿Necesitas un programa de facturación? Cuando tu negocio ha pasado las fronteras nacionales y alcanzado otras latitudes, no te queda más remedio que convertirte en exportador e importador al mismo tiempo. Tus clientes y proveedores se sitúan en países como Francia, Reino Unido, Canadá o Brasil.

España es una de las mayores economías de exportación y en 2016 tuvo a países como Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido entre sus cinco primeros clientes, de acuerdo a las cifras del ICEX. Es por ello que como emprendedor es necesario seguir a rajatabla las normas de facturación cuando comercias fuera de tus fronteras. Pero, a día de hoy, la mayoría de programas de facturación lo hacen automáticamente.

Cómo hacer facturas en la UE

Para sobrellevar la heterogeneidad del IVA dentro de la Unión Europea, las autoridades establecieron un trato especial al IVA intracomunitario. Sin embargo, éste difiere según se trate de bienes o servicios y empresas o consumidores finales.

Este IVA transfronterizo se aplica en los siguientes casos:

  • Si realizas entregas intracomunitarias, es decir, exportas o vendes bienes a empresas en otros países dentro del territorio de la UE, no se aplica IVA en la factura.
  • Si prestas servicios a negocios en cualquier país de la UE, tampoco incluyes IVA.
  • ¿Vas a vender productos o servicios a un particular? En ese caso, debes incluir el IVA de tu país, a no ser que se traten de servicios digitales, telecomunicaciones, radiodifusión y/o televisión, en cuyo caso aplicarás el IVA del país de destino.

Pero, ¿qué ocurre cuando es al revés, cuando te facturan a ti? Se aplican las reglas anteriores, aunque el IVA lo debes liquidar como si de una venta tuya se tratara. Ahora bien, no te preocupes, te lo podrás deducir luego: con un programa de facturación

Requisitos para facturar dentro de la UE

Quizás también es necesario conocer los requisitos para que una operación se considere intracomunitaria. Ambos, comprador y vendedor, deben ser empresas o autónomos y estar registrados como operadores intracomunitarios.

Para poder realizar operaciones de compra y venta dentro del territorio de la Unión y que se consideren intracomunitarias, emisor y cliente deberán estar dados de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios). Se obtiene así un número de operador o número de identificación fiscal.

¿Y qué es lo que tienes que hacer para registrarte en el ROI? Simplemente deberás cumplimentar el apartado correspondiente del modelo 036 cuando te des de alta como empresario o si ya lo eres volver a presentarlo.

Por qué usar un programa de facturación para la UE

En la actualidad la mayoría de softwares de facturación permiten generar y registrar facturas a clientes y de proveedores extranjeros. De esta manera, el IVA se sitúa a cero cuando tu cliente es intracomunitario para que no tengas que conocer la ley al dedillo. Además, [estos programas] distinguen qué facturas son nacionales, cuáles intracomunitarias y aquellas que son extracomunitarias para que puedas llevar un mayor control.

Por qué necesitas un programa de facturación si comercias en la UE

Si lo necesitas, también puedes cambiar el idioma y la divisa en la que emites tu factura para facilitar la transacción. Asimismo, programas de facturación como Debitoor añaden la ventaja de los pagos online, para facilitar la transacción. Como decíamos antes, cuando presentas la declaración de IVA trimestral en tu modelo 303, se registran las adquisiciones y entregas intracomunitarias de bienes y servicios.

Por tanto, al tiempo que llevas tu facturas al día, puedes personalizarlas para darle un aspecto más profesional. Así ganarás en imagen de marca y tus facturas tendrán una mejor aceptación entre tus clientes internacionales.