Desde hace años, debido a la globalización del comercio internacional, se puede observar una tendencia alcista en el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE). Existe una dinámica mundial de crecimiento, ya que cada vez se utilizan más y son cada vez más los países que apuestan por su desarrollo.

Tanto para el país acogedor que está a la búsqueda de inversores (incluidas FDI/IED), como empresas extranjeras que están a la búsqueda de nuevos mercados, que disfrutarán de maniobra barata y de recursos naturales más cerca del lugar de procesamiento.

Podemos definir Zona Económica Especial como: una zona geográfica o física en la cual una manufactura puede gozar principalmente de ventajas fiscales y laborales durante el proceso de producción, transformación o manipulación de mercancías. Además se ven proporcionados por las Autoridades locales mejores y ampliados servicios e infraestructuras.

Al principio, se ubicaron estas Zonas Económicas Especiales cerca de puertos, aeropuertos y/o de recintos aduaneros. Sin embargo se las consideran como fuera del territorio nacional, es decir que no pertenecen ni fiscalmente, ni a la ley comercial nacional del territorio de importación, tampoco al territorio de dónde proceden las mercancías. Hoy en día, se crean, también, Zonas Económicas Especiales dentro del territorio físico del país de llegada, para estar más cerca de recursos naturales.

Tipos de Zonas Económicas Especiales

Existen varios tipos de ZEE (Zona Económica Especial) (SEZ Special Economic Zone).

Las dos zonas que se utilizan más comúnmente son :

ZLC (Zona de Libre Comercio) (o Zona Franca) (FEZ Free Economic Zone).

Una ZLC es una zona geográfica dentro de un territorio en el cual los países se agrupan para concederse mutuamente ventajas comerciales y fiscales. Se conceden ventajas fiscales, se eliminan barreras comerciales y se da un impulso a la creación de empleos en zonas apartadas. Son zonas adaptadas tanto a proveedores de servicios como a empresas productoras de países firmantes. Las mercancías entradas en una ZLC se destinan a la venta en la ZLC  en si-misma o la importación definitiva. Se trata de un despacho a consumo.

ZFI (Zona Franca Industriales) (EPZ Export Processing Zone, también llamada Foreign Trade Zone o Free Ports).

En una ZFI, además de todos tipos de operaciones manuales que se ven autorizadas (almacenaje para mercancías en tránsito sea hacia otras regiones del país de llegada o hacia países vecinos, transformación, elaboración, en caso de plantas procesadoras, envase o cambio de embalaje), se otorga una reducción de aranceles, una eliminación de barreras comerciales y aduaneras. Mercancías entradas en una ZFI se destinan a una transformación o a la re- exportación. Se trata de un despacho a libre práctica.

Hay que saber que cada país o zona puede tener su propio sistema de funcionamiento aduanero, fiscal y comercial. Por eso, lo mejor es consultar servicios internacionales de cámaras de comercio locales para mas precisiones.

El principio básico es ayudar a empresas importadoras y exportadoras, proporcionándoles servicios laborales y ventajas fiscales, y sobre todo evitar trabas aduaneras antes de que se opte por un regimen de aduanero final para la mercancía despachada o el destino final de dicha mercancía (puede ser un despacho del envío dentro del territorio fiscal nacional o una re-exportación después de manipulación física dentro de la Zona Económica Especial).

Eso permite «suavizar» el flujo de activos gracias a un aplazamiento del pago de las obligaciones aduaneras. En tanto permanezca la mercadería dentro de la Zona Económica Especial, no hay ninguna obligación de despacho definitivo aduanero (pago de aranceles y gravámenes o cuotas compensatorias). Sin embargo esta medida no exime el presentar la mercancía ante la aduana.  La presentación de la mercancía ante un apoderado aduanal permite valorar la mercancía al llegar en el país y, comparar su nuevo valor después  de la transformación sea al salir del país para re-exportación o al despacho para importación definitiva.

El funcionamiento básico es: por ser usuarios de Zonas Económicas Especiales principalmente industrias maquiladoras que trabajan en la manipulación, el manejo físico de mercancías, plantas productoras o transformadoras extranjeras que quieren o importar definitivamente sus productos o re-exportarlos a países socios (gozando de acuerdo preferenciales, fiscales o aduaneras del país de la Zona Económica Especial).

En lo que se refiere al proceso de transformación, se involucra la importación de materias primas o componentes para producir el producto acabado.

Se puede decir que estas ZEE se acercan de Zonas Francas Industriales.

Por ejemplo, Una empresa China que quiere exportar sus productos a los Estados Unidos. Sin embargo,  los aranceles son demasiado costosos o el importe se ve legalmente limitado por las Autoridades EE.UU.

Sin embargo, por tener los EE.UU un acuerdo de libre comercio con México (NAFTA) y por ofrecer México una mano de obra asequible y de igual calificación, La empresa China va a organizar una unidad de transformación (o de línea de montaje) en una Zona Franca Industrial Mexicana.

Según el tipo de trabajo operado en la Zona Franca Industrial, la empresa China podrá entonces vender sus productos sin limitación o obstáculo administrativo, y a lo mejor, se verá modificado el país de origen del producto final.

No obstante, antes de realizar maniobras de transformación y para no perder las ventajas fiscales y aduaneras, se debe reflexionar sobre las consecuencias tanto en el producto final, como en el cálculo de los aranceles.

Cuando nos referimos a consecuencias en el producto final, quiere decir que una operación física sobre el producto puede generar una clasificación aduanera distinta de la mercancía. Es decir, se cambia el valor en aduana del producto, y por tanto, el código TARIC.

Además, según el tipo de transformación, se modifica el país de origen. Entonces se debe tomar en cuenta este criterio:

  • ¿Tiene el país donde quisiera re-exportar el producto acabado, acuerdos o convenios comerciales con el país donde se realizó el procesamiento de los componentes?
  • ¿Goza el país receptor del (SPG –Sistema de las Preferencias Generalizadas) ?

¿Ventajas o desventajas de la Zona Economica Especial?

Aunque una de las ventajas preciosas para el usuario es una maniobra más barata, hay que razonar en lo que se toca de entorno social y legal :

  • Cómo está la situación política corriente del mercado laboral ?
  • cómo es el marco legal, es decir el derecho laboral ?
  • Cómo se evalúa el poder de los sindicatos (si lo hay) ?

Podemos encontraron con ventajas fiscales y de infraestructuras, tales como la facilidad de realizar transacciones económicas de un país a otro como, las condiciones “que se dan” para diferentes medios de transporte,ventajas de almacenamiento, o algo tan sencillo como el acceso a una red de banda ancha eficaz.

Podemos concluir que el principio básico de las Zonas Económicas Especiales es como la famosa técnica de venta: Win-Win.

Para el país, se generan empleos (como lo recuerdo la Organización Internacional del Trabajo-OIT- en su informe en 2008), permite un impulso en el desarrollo de infraestructuras y de tecnologías avanzadas y la entrada de divisas extranjeras convertibles. Por lado la empresa, se brinda el acceso a nuevos mercados, se facilita la producción (reducir los costes de maniobra, ahorrar en el suministro de materias primas, etc) y se reducen los trámites aduaneros.