A día de hoy, nos referimos a la India, como uno de los países con mejor pronostico de desarrollo económico del mundo, superando incluso a la todopoderosa China. Y es que esta nación tiene un increíble poder mundial emergente con muchas posibilidades de crecimiento, contrariamente de necesitar fortalecer sus infraestructuras y equipamientos, la India representa una oportunidad de expansión, que cualquier empresa con vocación global debería valorar.

Perspectiva actual.

La India es el segundo país más poblado del mundo, con más de 1.240 millones de habitantes, con diversidad social, económica, cultural y religiosa. Esta nación en sí misma representa todo un continente, a pesar de que la mayoría de su población es rural, otros pertenecen a una clase media con poder adquisitivo, y al menos 40 millones de su sociedad alcanzan la clase alta.

Muchas empresas a nivel mundial tienen un gran potencial de oportunidades de negocios en la India, sobre todo las empresas españolas por su amplia capacidad en los sectores de construcción, infraestructuras, energías, tratamiento de aguas, o sistemas de control.

Expertos en el área prevén muchas más oportunidades de negocio en la India en los próximos años. Por ejemplo, en las siguientes dos décadas se estima que el país absorba al menos un 25 por ciento del presupuesto mundial de construcción de nuevas infraestructuras. Para el 2015 se estimaba que el presupuesto anual superara los treinta mil millones de dólares. Es por estás y más razones que hay un gran caudal de oportunidades de negocios en la India.

Economía e Industria.

La economía que predomina en este inmenso país es el sector agrícola, que en el AF 2013-14 contribuyó en un 18,2 por ciento al PIB. La mayoría de sus inversiones se concentran en incrementar el área productiva y tecnológica, representando así la oportunidad perfecta para invertir y explotar. Es por ello que el sector agrícola es quizás el más importante de la India.

Estadísticamente hablando, la agricultura representa un 16,2 por ciento de la riqueza de India, pero emplea más de un 52 por ciento de su población activa, que recibe pocos ingresos. Industrialmente produce el 29 por ciento y emplea al 14 por ciento de sus habitantes. La fuerza laboral de la India responde al menos a 500 millones de pobladores, y la tasa de desempleo equivale al 10,7 por ciento.

Características culturales.

Por otro lado, para aprovechar las oportunidades de negocios en la India, se deben conocer las características que envuelven este país. Una de las más importantes, es saber que en este país hay una diversidad de religión impresionante, la hindú es la dominante, sin embargo hay un importante número de personas que siguen la musulmana, siendo el segundo país, después de Indonesia con más fieles a este credo en todo el mundo. También hay cristianos que representarían el tercer grupo y católicos que solo son un 1,9 por ciento de toda la población.

Otra característica importante son las lenguas, en este país se hablan al menos 50 lenguas distintas, y ciento de dialectos, convirtiendo a la sociedad en multilingüe. Los pobladores por lo general, son personas bien educadas, con un grado de preparación y cualificación de primer nivel, siendo así una sociedad civil abierta y eficiente.

Recomendaciones.

Algunos expertos recomiendan a las empresas, tener en cuenta la necesidad de mantener la perspectiva a largo plazo para su desarrollo internacional y la diversidad de este país, para aprovechar las oportunidades de negocios en la India, además de seleccionar sigilosamente los socios locales con los que se busca entablar un trato comercial, y los líderes de ese posible para así delimitar las probabilidades de riesgo.

Asimismo, destacan que una estrategia que podría resultar muy lucrativa es implantarse en las zonas emergentes de la India, debido a que en este país la pobreza es una de sus más grandes preocupaciones.