En este siglo XXI, sin dudas el Internet como las comunicaciones son piezas fundamentales en el área de mercadeo y marketing, es por esto que los desarrolladores de estas tecnologías se han basado no solo en las necesidades del público en general, sino además en las de los negociantes, quienes aprovechan este medio para poder promocionar sus servicios y productos, logrando un mercado más amplio y eficaz.

¿Cómo se promociona una pequeña y mediana empresa en RRSS?

Si tú eres un emprendedor o ya tienes consolidado un comercio, debes saber que el uso de la publicidad es imprescindible, tanto así que compañías como Coca Cola gastan millones de dólares en esta anualmente, aunque pareciera que no la necesitan, es lo que las mantiene vivas y en la nueva era donde los smartphones y redes sociales son quienes llevan la orden del día, aprovecharlas al máximo es el principal objetivo.

Lo importante es escoger cual es la mejor de todas, pues cada una tiene sus particularidades, pro y contra, sólo queda saber escoger y cómo manejar cada una de ellas.

Escoger entre Facebook o Instagram, Twitter o Snapchat.

Cualquiera resulta  útil si se quiere llegar a un consumidor, pero es cuestión de ver  que producto o servicios es el que se piensa ofrecer y aquí es donde se  diverge entre la una o la otra, por ejemplo Instagram resulta excelente si se desea  mostrar una única imagen, que sea un resultado especifico e impactante, sin embargo no debe ser la primera elección si se quiere masificar totalmente, para esto tenemos a Facebook, ya que su plataforma puede ser menos llamativa, pero  es mucho más dinámica, haciendo que el trafico espacio por espacio sea mayor que el de la red especializada en fotografías.

Por su parte Twitter es un medio mundial, al que acuden todos esperando las últimas novedades sobre algún hecho resaltante, es vital colocar el contenido publicitario durante algún suceso o acontecimiento que involucre todo el planeta, como la Copa Mundial de Fútbol o el Miss Universo, aunque mientras no ocurra nada llamativo dicha plataforma sólo se enfrascara en su tráfico común, así que no es la de escoger en todas las situaciones.

Por su parte Snapchat, puede ser la menos apetecida, debido a que en proporción a las otras tres es la menos descargada en los smartphones, puede utilizarse con sus “historias” las que atraerán una gran cantidad de público, pero aún queda a años luz de las anteriores pues para verla se necesita escogerla y esperar que cargue, lo que hace el procedimiento menos dinámico. Claro está hoy por hoy Facebook e Instagram también cuenta con sus historias sólo que en ellas no es el arma principal.

Por ello como conclusión se deben usar todas en conjunto, aunque en cada momento determinado y esperando un resultado distinta entre sí. Lo ideal es que comiences con las más llamativas como Facebook e Instagram y poco a poco adiciones a las otras dos y demás del mercado, queda en ti actuar inteligentemente a la hora de utilizar esta poderosísima herramienta comercial.