spot_imgspot_img

El cargamento en el transporte internacional de mercancías

La definición de cargamento aplicada al transporte internacional de mercancías, no es más que un conjunto de bienes que son transportados mediante un vehículo cuya finalidad es comercial. Debido a esto, cada uno de los tipos de cargamentos que existen necesita de un tratamiento específico, variable, según las distintas características de las mercancías que se quieren transportar. 

Hoy desde Internacionalmente.com queremos hacer hincapié en la necesidad de buscar la especialización en todo lo referente a los sistemas de transporte, tan necesarios, a la hora de efectuar traslados conforme a los distintos cargamentos de las mercancías. 

Nociones previas sobre los cargamentos 

Debemos tener en consideración, que cada vez es más frecuente el transporte terrestre, dependiendo de las necesidades específicas de las mercancías. Aunque es cierto que el transporte marítimo es uno de las más demandados, en el caso del terrestre tiene cada vez más interés para los transportes nacionales. 

Otra circunstancia en la que queremos hacer énfasis, es que el transporte ferroviario es uno de los más versátiles, por las opciones en cuanto a adaptabilidad que permiten sus vagones, pudiendo ser modificados fácilmente. 

cargamento ferroviario

Los 6 tipos de cargamento más populares en el transporte de mercancías

Antes de profundizar en este asunto, consideramos fundamental exponer que en el ámbito del transporte internacional de mercancías, probablemente el más utilizado sea el transporte marítimo. Como consecuencia de esto, se ha experimentado una enorme evolución en cuanto a los transportistas y el desarrollo de buques, que se adaptan a todas las necesidades de los distintos tipos de cargamentos que se quieran movilizar con distintos fines. 

Una cuestión fundamental es la referente a la clasificación de los distintos tipos de cargamentos. Teniendo en cuenta este factor, se podría establecer una clasificación atendiendo al peso, las características físicas de las mercancías y otros posibles factores. Lógicamente, estas circunstancias son variables porque influye mucho la legislación de cada uno de los países a los que queremos enviar los transportes. Seguidamente vamos a exponer la clasificación más extendida a la hora de definir los cargamentos: 

El cargamento de tipo general 

En este grupo podemos incluir las distintas mercancías que normalmente suelen venir almacenadas en forma de cajas. Entre ellas incluimos todo tipo de productos que son fácilmente almacenables en contenedores, por ejemplo, las mercancías que solemos utilizar para vestirnos y los equipamientos de tipo tecnológico, por mencionar algunos sencillos ejemplos prácticos. 

cargamento container

Los cargamentos específicos para animales 

Cada vez es más frecuente el transporte de animales vivos como es el caso de muchísimos tipos de animales que son utilizados, por ejemplo, en granjas. En este tipo de contextos se utilizan los buques específicos para ganado, ya que permiten el traslado de animales vivos en condiciones óptimas. La principal de ellas es que tienen suficiente espacio y la infraestructura necesaria para que los animales sean atendidos según sus necesidades específicas, hasta que lleguen a su destino. 

El cargamento para mercancías rodadas 

Son fácilmente reconocibles porque cuentan con unas ruedas realmente características. Tienen una alta demanda para el transporte de vehículos con carácter comercial y otros que tienen finalidad industrial, entre otras posibilidades. 

Generalmente, se utilizan buques de rodado, puesto que estos permiten que las mercancías no sufran daños como consecuencia de su movimiento.

El cargamento utilizado para el transporte de materiales líquidos y similares 

En el caso de aquellos transportes internacionales que requieran enviar de un lugar a otro mercancías como, por ejemplo, el petróleo y todo tipo de derivados de este, se hace uso de este tipo de cargamentos. Además de esto, se pueden utilizar para el transporte de derivados de la industria química, siempre y cuando sean líquidos. 

Entre las principales ventajas de este tipo de cargamento, destacan que permiten un fácil control de las temperaturas y algunos como es el caso de los buques cisterna, son algunos de los más populares para el transporte derivado de la industria química, entre otras posibles mercancías. 

El cargamento destinado a mercancías perecederas 

Hay otras muchas ocasiones en las que las mercancías a transportar tienen fecha de caducidad, por ejemplo, en el caso de frutas y carnes. En este tipo de situaciones son necesarios unos cargamentos muy específicos que cuenten con contenedores refrigerados, también conocidos como reefer. Debido a sus características, este tipo de contenedores facilitan un óptimo tratamiento y en unas circunstancias térmicas que permitan preservar las mercancías, al mismo tiempo que mantienen todas sus propiedades intactas. 

cargamento líquidos

El cargamento a granel 

Frecuentemente se utiliza para el transporte de mercancías de carácter sólido que suelen ser almacenadas sueltas. Lo más frecuente es que se utilicen para este tipo de transportes de carga, por ejemplo, los clásicos buques específicos para granel, como es el caso de los utilizados en el caso del carbón y por supuesto, los granos. 

Si te ha resultado útil nuestro artículo sobre los cargamentos, te recomendamos leer otras publicaciones similares en nuestro blog.

Roc Nanot
Roc Nanothttps://internacionalmente.com
Soy co-editor y especialista en Comercio Exterior y Logística en Internacionalmente.com. Reconocido apasionado del transporte marítimo y de las innovaciones operativas, buscando la simbiosis perfecta con el marketing digital. Escríbeme si algo no te deja dormir.
spot_imgspot_img
spot_img

Lo más destacado

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete gratis y recibe mensualmente nuestros insights de internacionalización para estar siempre al día.

Al enviar, aceptas recibir correos electrónicos y notificaciones de Internacionalmente.com