Hand Carry es: logística, inmediatez y seguridad.¿Conocías esta práctica?

Suscríbete gratis y recibe mensualmente nuestros insights de internacionalización para estar siempre al día.

Al enviar, aceptas recibir correos electrónicos y notificaciones de Internacionalmente.com | Obtén más informació en nuestra Política de Privacidad.

Hay jefes y empresarios que tienen sueños húmedos con la idea de incorporar robots y maquinaria de Inteligencia Artificial a sus plantillas. No, no estamos haciendo referencia a ninguna extraña filia, sino más bien a esa creencia popular de que la tecnología es sinónimo de eficiencia y que los robots ni se cansan ni se quejan como algunos trabajadores de carne y hueso.

Pues seguramente esos jefes a los que mencionamos se sorprenderían mucho si les contásemos que, en lo relativo a transportes, cuando se trata de máxima urgencia, la responsabilidad recae en personas. Estamos hablando de algo que se conoce como Hand Carry, un tipo de trabajo no apto para propensos al estrés y al que parece que le quedan años de auge por delante, por muchos robots inteligentes que estén por venir.

La inmediatez es la piedra angular del Hand Carry

Explicar el surgimiento del Hand Carry es muy sencillo. El mundo de la logística está muy desarrollado en la actualidad, pero eso no evita que esté sujeto a unos plazos y unos horarios determinados. ¿Qué sucede entonces cuando la urgencia no nos permite esperar a los plazos marcados por los servicios de logística? ¿Qué pasa si alguien ha cometido un error y una pieza crucial para nuestro trabajo se ha quedado sin enviar? Pues es ahí donde entra en escena el Hand Carry.

Este tipo de servicio, también conocido por algunos como On Board Courier (OBC), se lleva a cabo por personas que además suelen echar mano de los servicios de transporte convencionales. Para dar respuesta al último interrogante planteado, un trabajador del Hand Carry correría como alma que lleva al diablo para recoger la pieza que se ha quedado sin enviar, al mismo tiempo reservaría plaza en el primer vuelo con salida a destino y transportaría consigo la pieza para asegurarse que llega lo antes posible.

La inmediatez es la clave del Hand Carry y eso obliga a las empresas de este sector a estar operativas las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Según confiesa un empresario líder, nunca puede tardar más de 20 minutos en ofrecer una respuesta (normalmente en forma de solución) a quien solicita sus servicios.

Por otro lado, es cierto que echar mano del Hand Carry suele suponer a la empresa contratante un gasto extraordinario, pero es que normalmente echar mano de este servicio evita pérdidas monetarias importantes. Por ejemplo, ahora que la Fórmula 1 se encuentra realizando los test de pretemporada, contar con una nueva pieza en la pista 4 horas antes de lo previsto puede traducirse a final de temporada en muchos puntos en el campeonato, es decir, en muchos millones en la cuenta del equipo.

Tomar decisiones acertadas en cuestión de segundos

Para que el Hand Carry funcione a la perfección que se le exige, las empresas que lo llevan a cabo suelen contar con trabajadores repartidos por todo el mundo. Estos trabajadores reciben la denominación de couriers y, aunque alguien pudiera pensarlo, no son meros mensajeros trabajando a disponibilidad completa.

Un courier suele estar expuesto a mucha presión y debe ser capaz de tomar decisiones acertadas en un cortísimo lapso de tiempo. Probablemente debido a esto, los empresarios del Hand Carry solo suelen contratar a gente de confianza, capaz de demostrar su responsabilidad y determinación. Si el vuelo que iba a tomar sufre un retraso o avería, el courier debe tomar una decisión rápida y que le permita llegar a destino sin perder ni un segundo de margen.

A veces también puede suceder que el cargamento a enviar no llegue en condiciones para ser admitido en la bodega, es ahí donde suelen producirse las situaciones más surrealistas. Circulan por las redes anécdotas en las que un courier ha llegado a comprar las maletas de todo un pasaje para transportar en ellas la mercancía a entregar. Así que, si en tu próximo vuelo ves a alguien de buen vestir transportando tan solo un tornillo en una cajita, puede que estés ante un courier.

Roc Nanot
Roc Nanothttps://internacionalmente.com
Soy co-editor y especialista en Comercio Exterior y Logística en Internacionalmente.com. Reconocido apasionado del transporte marítimo y de las innovaciones operativas, buscando la simbiosis perfecta con el marketing digital. Escríbeme si algo no te deja dormir.

Artículos relacionados

¿Qué es SeaRates? – Review y opinión

Transformar el futuro del transporte marítimo no es tarea sencilla, pero sin duda, la tecnología abre posibilidades que antes nadie podía imaginar....

Ranking de Online Freight Forwarders en 2020: España lidera con iContainers

Descargo de responsabilidad: Este artículo no está patrocinado por ninguna de las Online Freight Forwarders mencionadas. El único objetivo es aportar valor....

¿Qué es la Intralogística?: Cuando la logística interna también importa

Conocida también como logística interna, la Intralogística es el área que cubre el movimiento de materiales y las operaciones de soporte que...