¿Aún no sabes qué es el proteccionismo? Este popular concepto estrechamente relacionado con lo que entendemos por comercio internacional, tiene el propósito de imponer fuertes limitaciones a las importaciones de tanto productos como servicios procedentes de terceros países. Básicamente, si tu empresa es española, el objetivo de este término tan popular hoy en día es el de beneficiar a tus operaciones comerciales, en detrimento de las realizadas por empresas de otros lugares del mundo. Ahora bien, ¿cómo afecta el proteccionismo al comercio internacional? Si sigues leyendo, te lo explicaremos con el máximo detalle posible.

Desde Internacionalmente te brindamos información útil y actual para el correcto funcionamiento de tu negocio. A través del proteccionismo se puede llegar a mejorar las cifras de determinadas empresas, e incluso obtener mayores beneficios para estos negocios que se corresponden con los del país de origen.

El proteccionismo aplicado al comercio internacional

Recientemente, se ha publicado en diferentes medios de comunicación que la Administración de la Casa Blanca bajo la presidencia de Donald Trump, quiere realizar distintos cambios en sus relaciones comerciales con países como China, Alemania y otros muchos. Esto supone un cambio hacia una economía mucho más proteccionista que tendría diferentes implicaciones en materia de por ejemplo, la subida de los aranceles para diversos países. A continuación te explicamos algunas de las maneras que permiten poner en funcionamiento lo que se conoce como proteccionismo.

Los aranceles pueden ser variables según cada territorio

Un arancel no es más que una tasa que se define para un producto o servicio importado. Presenta un gran inconveniente, puesto que la imposición de estos impuestos hace que dichas importaciones sean bastante menos competitivas para los consumidores que los productos o servicios del lugar de origen, porque estos últimos tienden a ser más económicos para el bolsillo.

Los subsidios, sus tipos y cómo funcionan

Una de las principales maneras de ejecutar el proteccionismo es a través de los conocidos como subsidios. Son diferentes tipos de beneficios que ponen en funcionamiento los diversos gobiernos para influir positivamente en la reducción de los precios de tanto productos como servicios. Facilitan el abaratamiento de los costes necesarios para las exportaciones, haciendo que las empresas que los reciben puedan competir en mejores condiciones en otros lugares.

La limitación en las cuotas para determinados productos

Consiste en aplicar una cifra tope para cualquier tipo de producto. Se consigue que solamente se puedan importar un cierto número de productos, evitando que exista un exceso de esos productos en los mercados, con el consiguiente abaratamiento de los precios que ocurriría en este hipotético caso. Es una de las formas más eficaces de hacer frente por ejemplo, a los subsidios que determinados países pueden realizar para favorecer la exportación en un determinado momento.

Las desventajas del proteccionismo para el comercio internacional

A continuación te explicamos las principales desventajas del proteccionismo para el buen desarrollo del comercio internacional en el mundo.

Disminuyen los recursos destinados a la innovación

Innovar en prácticamente todas las industrias resulta fundamental. Una de las principales desventajas que se esconden tras el proteccionismo, es que las empresas regionales o locales invierten menos recursos en innovación tanto de servicios como de productos. Como consecuencia de esto, el consumidor obtiene una menor calidad a un precio superior.

Repercute negativamente en la riqueza del país

Existe una limitación del acceso a los distintos mercados para aquellas empresas que son nacionales de un país en cuestión. Se imponen medidas que tienen un impacto perjudicial en la economía de este país en particular.

Es tu turno, ¿conocías estas desventajas del proteccionismo para el comercio internacional? Nos encantaría conocer tu punto de vista al respecto.