Exportar es un reto totalmente asumible, si se reúnen las condiciones necesarias de información y formación que nos ayudarán a conocer las diferentes reglamentaciones y normalizaciones que existen a nivel mundial para la compra venta de productos y servicios.

Debido a la coyuntura económica que estamos viviendo, la posibilidad de abrir merado al exterior es altamente recomendable. Si embargo exportar sigue suponiendo un reto para el pequeño empresario que muchas veces se ve obligado a contratar los servicios de consultores externos que suponen un aumento considerable de los costes. Es importante destacar que durante este proceso siempre se puede contar con la ayuda de la Cámara de Comercio y otras organizaciones especializadas en internacionalización. Pero para empezar te proponemos unos consejos iniciales y los documentos necesarios para emprender el reto de exportar.

¿Qué documentos son necesarios para exportar?

Para exportar a un país tercero hay que analizar que tipo de producto queremos vender y el país de destino, pues analizar “¿Qué? y ¿Dónde?” es un requisito indispensable antes de empezar a pensar en documentación. Para ello podemos utilizar herramientas como TARIC o  Market Access Database (MADB). Una vez realizado esto, podremos empezar a conocer los documentos necesarios en prácticamente cualquier operación de exportación.

Factura pro forma. Esta factura provisional muchas veces es necesaria para que el comprador reciba información completa sobre los productos y características de la operación que se dispone realizar.

Factura comercial. La factura comercial es un documento vinculante que conforma una operación de compra venta. Su correcta cumplimentación es importante para evitar graves problemas y que finalmente el precio de la operación sea pagado por parte del importador. En este documento será importante detallar el Incoterm utilizada en la operación.

Packing List Documento que acompañado de la factura comercial, proporciona información de la mercancía y es de obligación por parte del exportador emitirlo. Además, el Packing List, es un importante documento para el despacho aduanero y sirve para que sea más fácil el reconocimiento selectivo de la mercancía por parte del funcionario.

DUA – El Documento Único Administrativo de Exportación. Este documento físico exigido por las autoridades aduaneras sirve para declarar las mercancías que van a ser exportadas y las características de la operación. Para presentar el DUA de Exportación, la Agencia Tributaria pone a nuestra disposición dos vías. Por vía telemática, usando el estándar EDIFACT. Y la mediante un formulario disponible en la sede electrónico.  Cabe destacar que este documento lo puede presentar directamente el empresario con voluntad a realizar la operación de exportación, aunque generalmente son los agentes de aduanas quienes lo gestionan.

Certificado de Origen. Ya hemos hablado con anterioridad del certificado de origen y hemos destacado su importancia en  cualquier proceso de importación o exportación, ya que prueba que la mercancía a exportar, realmente procede del país en cuestión. Este documento normalmente va acompañado del certificado Sanitario y Fitosanitario que prueban la calidad del producto en algunas ocasiones. Se puede tramitar directamente en la Cámara de Comercio.

Licencia de Exportación. Este documento se encuentra también en los comunes en una operación de venta internacional. Se trata de una licencia que permite la exportación de bienes sometidos a restricciones cuantitativas y cualitativas. Como el material de defensa, productos y tecnologías susceptibles de doble uso, donaciones, cesiones y el leasing. Todo ello para cumplir con las reglamentaciones de la Unión Europea.

Según el tipo de operación, estos documentos pueden variar, ya sea por la utilización de un medio de transporte u otro; situación en la cual deberemos presentar un documento específico como por ejemplo el Conocimiento de Embarque en transporte marítimo. También hay que analizar debidamente la condición física del producto a exportar, y preguntarse si es necesario realizar un IAV, o pedir un documento específico. Para conseguir información más específica el Instituto de Comercio Exterior Español pone a disposición de los interesados una herramienta digital que facilita esta tarea.