La distribución de productos dentro de una empresa es una tarea compleja y existen diferentes vías. Aunque el transporte terrestre mediante camiones suele ser habitual y el aéreo también, el transporte marítimo internacional es otra de las diferentes opciones que deberías valorar en tu negocio.

Seleccionar adecuadamente el tipo de transporte adecuado para tu empresa no es tan difícil como podría parecerte. Solamente deberás valorar cuáles son tus necesidades, las de tus clientes, los tiempos de entrega, el presupuesto del que dispongas y la cantidad de mercancía que quieras transportar, entre otras opciones.

En este artículo te proponemos un conjunto de consejos para el transporte marítimo internacional, con los que pretendemos ayudarte a escoger la vía más adecuada para las necesidades de tu empresa. Presta atención y conócelos porque te ayudarán a lograr tus objetivos más fácilmente.

8 Tips para el transporte marítimo internacional en tu empresa

  1. Selecciona los productos con cautela

No todos los productos que quieras comercializar son adecuados para el comercio internacional. Por lo tanto, deberás hacer una selección prudente de aquellas posibilidades de las que dispongas.

  1. Conoce las normativas específicas de cada país, sus requisitos y legislación

Existen numerosas disposiciones específicas para cada uno de los países en relación con el transporte marítimo internacional de mercancías. Antes de nada, es preciso que conozcas las regulaciones específicas de cada territorio, sus reglamentos y cuáles son los requisitos que deberás cumplir.

  1. Define países de manera progresiva

No intentes aplicar una misma estrategia a un conjunto de países porque podría resultarle contraproducente para tu empresa. Haz una lista de países y selecciona 2-3 de ellos para empezar.

  1. Calcula los costes para la realización de tus envíos

Si quieres tener éxito con tu empresa y que prospere, es de vital importancia que hagas un cálculo de cuáles serán los diferentes precios del transporte marítimo internacional de mercancías que deberás afrontar. Además, tendrás que tener en consideración otros factores como los impuestos aplicables a cada país en cuestión, legislaciones aplicables y otras normativas específicas.

  1. Envía tu mercancía con tiempo suficiente

Realizar transportes internacionales vía marítima puede ser un proceso lento. Según el país de destino de tu carga y la embarcación utilizada puede tardar más o menos tiempo. Trata de enviar el producto con cierto tiempo de antelación para evitar retrasos en su recepción.

  1. Opta por una empresa que te aporte garantías

Utiliza herramientas como las que ofrece Internet para conocer cuáles son los recursos de las distintas empresas de transporte marítimo internacional con las que te gustaría trabajar, qué garantías te ofrecen, cuáles serán las condiciones de envío y decide la más adecuada para tu empresa.

  1. Ten preparada la documentación necesaria para tu envío

En función del destino de tu mercancía necesitarás una documentación que será variable. Investiga y asesórate bien acerca de los documentos necesarios para el transporte marítimo de mercancías según tu destino.

  1. Usa adecuadamente los espacios en el proceso de transporte

El almacenaje adecuado de tus productos fundamental. Intenta siempre que te resulte posible ayudarte de un estudio de transporte y embalaje de tus mercancías para un mayor aprovechamiento de los espacios.

¿Cuáles de estos consejos para el transporte marítimo internacional aplicas en tu empresa?